jueves, 29 de septiembre de 2011

Nevaditos



 Hoy os traigo, mis favoritos de la Navidad, y es que, aunque podamos encontrarlos todo el año en el supermercado, en estas fechas, sabe mejor. Y aunque no estamos precisamente dentro de ellas, no quería dejar de probar mi propia versión.
                Nunca me imagine que fuera tan sencillos hacerlos, y tan fácil, llegar al sabor exacto. 

                         INGREDIENTES:
        -          200 gr. Manteca de cerdo.
        -          500 gr. Harina.
        -          125ml. Vino blanco.
        -          ½ Cc. Sal
        -          Azúcar glas ( al gusto )

           PREPARACIÓN:
 Precalentamos el horno, a 180º.
Derretimos la manteca al baño maría, muy lentamente. Mientras se derrite, en un bol, mezclamos la harina con sal, y en el momento de añadir la manteca, añadimos el vino también.
Amasamos, hasta conseguir una pasta homogénea. No resulta apenas pegajosa, y es muy manejable.
Estiramos sobre la mesa de trabajo y la dejamos, de un centímetro más o menos. Apenas crece en el horno, así que el grosor, es importante.  Cortamos con un corta pasas.
La horneamos sobre un papel vegetal, aproximadamente veinte minutos.  Estarán listos, cuando comiencen a dorarse.
Al enfriar, se rebozan en el azúcar glas, y posteriormente se espolvorea con el azúcar también tamizado. 
 
            MI EXPERIENCIA:
Mezclar con las manos, es la mejor manera de que no queden grumos.  Y de acabar rápido, es una pasta grasienta, pero muy rápida de homogenizar.
Debemos tener mucho cuidado con el horno, porque parecen no estar echos, pero si se nos va la mano, se quedan demasiado secos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada